Habilidades y capacidades para la educación del siglo XXI

El objetivo del claustro de Bachillerato es formar a los alumnos en esta última etapa en la escuela para que sean capaces de afrontar con éxito todos los retos académicos, profesionales o sociales que se encontrarán en el futuro.

El Bachillerato es una etapa decisiva para el futuro de los alumnos, y el profesorado de esta etapa tiene la misión fundamental de ayudarles a alcanzar los conocimientos, las actitudes y las habilidades necesarias para conseguir los objetivos que se propongan una vez finalizados los estudios.

El claustro de Bachillerato no sólo tiene los conocimientos técnicos y teóricos necesarios para preparar a los alumnos a la hora afrontar los retos intelectuales y sociales que se encontrarán, sino que dispone de las habilidades comunicativas y las competencias necesarias para orientar y motivar al alumnado.

La formación continuada y las ganas de mejorar e innovar hacen que los profesores de bachillerato estén preparados para superar los retos de la educación del siglo XXI, sin olvidar la vertiente social y humana de nuestro proyecto educativo.